‘Tips beauty’: Cómo maquillarte según la forma de tu rostro

0
36
vistas

Sigue estos prácticos consejos para aprender a sacarte el máximo partido

Muchas veces nos equivocamos de técnicas, de productos o de tonos al maquillarnos y esto nos pasa porque no tenemos en cuenta la forma de nuestros rasgos y no sabemos cómo sacarles partido. Por eso, hemos pedido ayuda a Lewis Amarante, Maquillador Oficial de Max Factor, para que nos dé unos trucos prácticos para aprender a potenciar nuestras facciones dependiendo de nuestro tipo de rostro: ovalado, cuadrado, triangular o alargado. Si quieres aprender, de una vez por todas, cómo debes maquillarte para estar perfecta, toma un papel y un lápiz ¡y apunta!

ROSTRO ALARGADO

“Se caracteriza por tener poco volumen, una frente despejada y la barbilla alargada. Para corregir este tipo de rostros, lo que tendremos que hacer es acortarlo y ensancharlo, consiguiendo un forma más ovalada”, comenta Lewis. “El primer paso será preparar el lienzo aplicando una base muy natural, que se adapta perfectamente a la piel. Además, que sea una que funcione también como hidratante, que nutra la piel y difumine las imperfecciones”, continúa.

¿Y el colorete? “Lo aplicaremos trazando una línea horizontal y difuminada sobre el pómulo para ensanchar visualmente el rostro”. “Un paso muy importante es iluminar ligeramente la parte inferior del pómulo y los laterales del maxilar para así ensanchar ligeramente el rostro”, apunta el maquillador, que añade: “Utilizando unos polvos compactos en un tono más oscuro que el nuestro, sombrearemos el mentón para acortar la altura del rostro y hacerlo más armónico”.

ROSTRO CUADRADO

“Este tipo de rostros se caracterizan por la dureza de sus líneas y por eso no debemos optar por maquillajes excesivamente fuertes o marcados, ya que lo único que conseguiríamos sería aportar aún más dureza a los rasgos”, explica Lewis. Bien, ¿y cómo los suavizamos? “En primer lugar, trabajaríamos con dos tonos diferentes de base de maquillaje. Uno más claro, que aplicaremos en la zona central de la frente dibujando una forma triangular, debajo de los ojos, sobre el pómulo y creando un punto de luz en el centro de la barbilla. Luego, aplicaremos un tono más oscuro en la línea de nacimiento del flequillo (sólo si el óvalo facial es rectangular) y en los contornos, haciendo hincapié en los laterales de la mandíbula”.

“La clave está en extender bien el corrector, difuminándolo hasta que quede perfectamente fundido con las partes que hemos iluminado previamente, sin llegar a cubrirlas. Si lo hacemos perderemos el efecto que intentamos conseguir. Siguiendo mis consejos, sólo con la base y el iluminador lograremos un efecto visual más ovalado, ya que habremos suavizado las líneas naturales del rostro”, explica el Maquillador Oficial de Max Factor. “El colorete debe aplicarse formando un ligero triángulo de color sobre la parte más prominente del pómulo. Igual que con la base, recomiendo emplear varios tonos a la vez para jugar con la luz y crear o eliminar volúmenes según necesitemos”.

ROSTRO TRIANGULAR

“La forma perfecta de un rostro es la forma ovalada. Por ello, tenemos que fijarnos en la zona que se queda fuera de ese óvalo a la hora de corregirlo”, afirma Lewis. “Este tipo de rostros, tanto la frente como el nacimiento del cabello, la línea del maxilar inferior y la barbilla, dibujan una forma triangular fácilmente detectable. Además, los rostros triangulares tienden a complementarse con narices alargadas, que aportan un aspecto más sofisticado pero también endurece las facciones”.

¡Atenta, que aquí vienen los consejos de Lewis! “El primer paso para maquillar un rostro triangular será determinar las zonas que tenemos que sombrear. Empezaremos utilizando una base en un tono más oscuro que el nuestro. Sombrearemos los laterales de la frente en caso de estar sobredimensionada, y el centro de la barbilla. Corregir el rostro consta de un juego de luces y sombras, por lo que aplicaremos un iluminador en los laterales del maxilar inferior para iluminar y compensar los volúmenes”, continúa. “A la hora de aplicar el colorete, lo haremos en forma circular sobre la parte más alta del pómulo para dulcificar las facciones”, concluye.

ROSTRO OVALADO

“En cuanto a términos de maquillaje y debido a su armonía de líneas, está considerado como el rostro perfecto. Este tipo de óvalo facial, admite cualquier tipo de maquillaje y no precisa ningún tipo de corrección en particular”, comenta Lewis. “Para empezar, aplicamos la base de maquillaje y después un poco de iluminador en la zona inferior del ojo, en el centro de la frente, en la zona central del pómulo para crear más volumen y en la barbilla. Si hablamos de la elección de colores más indicados, esto dependerá mucho de nuestro tono natural de piel y del acabado deseado en cada momento”, explica.

En cuanto al colorido de sombras, colorete y barra de labios, “la elección correcta de los tonos dependerá de una serie de factores tales como grupo étnico, color de ojos y color de pelo. Sin embargo, hay una gama con la que nunca fallarás sea cual sea tu tipo de piel: la familia de los marrones en todas sus tonalidades. Así mismo, el negro y los grises o tonos ahumados, siempre serán una apuesta segura”. Y añade: “Para dar puntos de luz al rostro, puedes optar por los cobres, dorados o blancos nacarados. Especialmente, para el día, prueba el blanco o los tonos crema. A la hora de la elección del colorete y de los labios, los tonos salmón o melocotón son un acierto seguro”.

Comentarios

comentarios