Consejos (muy) prácticos para viajar en crucero

0
48
vistas

Nos encantan los cruceros. De las varias experiencias vividas a bordo de cruceros y consultando con expertos en turismo, hemos podido extraer algunos consejos (muy) prácticos para tu próximo crucero.

En el barco

  • Lleva un pequeño bolsito que puedas colgar de tu muñeca o del cuello para llevar la tarjeta identificatoria con la que puedes pagar los servicios extra, además de acceder al spa o hacer tus compras a bordo. Así te evitarás el trajín de pedir un duplicado por si la pierdes (con el consiguiente peligro que otro pasajero te cargue sus compras y servicios extra.
  • Apenas subes y llegas a tu cabina, identifica el camino desde la misma hasta los lugares mas comunes del barco (ascensor, recepción, puente de embarque, comedor, piscinas, etc.). Hazte un mapa mental fijando algunos puntos que te sirvan para ubicarte mas fácilmente. Puede ser un cuadro, la puerta del office, una lámpara llamativa, la escalera principal, etc.
  • No descuides tu estado físico (las opíparas comidas te pasarán factura). Aprovecha las instalaciones deportivas, especialmente el gimnasio que suele tener estupendas vistas y duchas mas grandes y descongestionadas que las de las piscinas.
  • El uso del vestuario y duchas, las salas de descanso y el jacuzzi suelen ser gratuitos en los spas de la mayoría de los barcos. Sólo tienes que reservar y pagar los servicios de tratamientos y masajes. De todas formas, siempre averigua antes porque cada empresa tiene su propia política al respecto.
  • Si viajas con tu familia, olvídate de usar el móvil para ubicar dónde están tus hijos en el barco. Una solución bastante práctica y gratuita, es usar un walkie talkie (he visto un par de familias americanas que lo usaban).
  • Cuando el barco está en puerto, y la mayoría de los pasajeros se van de paseo, si quieres quedarte a disfrutar tranquilamente, aprovecha para reservar y usar los servicios de peluquería y spa: suelen tener descuentos en estos momento de poca demanda.
  • Durante las escalas, es buen momento para tratar de pillar señal wifi o 3G del país que te recibe. Consulta con tu operador sobre las condiciones de tu tarifa o de los módulos para roaming. Siempre te será mas barato que pagar la internet de a bordo. O baja al puerto aunque no quieras salir a pasear por la zona.

En la cabina

  • Lleva un neceser colgante para colocar detrás de la puerta. Las superficies de apoyo de los baños son siempre pequeñas, y muy pocos tienen cajones en el baño.
  • No te olvides: uno o dos adaptadores de enchufe (en el barco, todo lo que pidas te costará dinero, y si lo compras a bordo te saldrá mucho mas caro).
  • Un enchufe triple o un pequeño alargue te serán de mucha ayuda. Generalmente las cabinas tienen un enchufe en el baño y otro en el dormitorio. Hoy eso es insuficiente para recargar las baterías de móviles, ordenadores, cámaras, etc.
  • Una plancha de viaje, de esas pequeñitas plegables será suficiente para repasar el vestido o el pantalón antes de la cena y te ahorrará un montón de dinero en tintorería del barco.

Comidas

  • Si vas a salir mañana muy temprano de excursión al llegar a puerto, pide que te sirvan el desayuno en la habitación. Debes solicitarlo el día anterior y te ahorrarás la larga espera en la fila que se forma para el desayuno buffet en el salón, con el consiguiente peligro de llegar tarde a la excursión (o perderte el desayuno).
  • Algunas empresas de cruceros permiten llevar una botella de vino por cabina. Te cobrarán un importe por el descorche, pero aún así te saldrá mucho mas barato que pagar el mismo vino según los precios de a bordo.
  • Si te gusta tomar copas, averigua antes de reservar si la empresa del crucero que vas a tomar vende abonos de bebidas alcohólicas. Haz cuentas para saber si te conviene.
  • Algunas empresas de cruceros permiten reservar y confirmar el turno de cena al momento de hacer la reserva. Esto es muy conveniente ya que es muy común que al momento de abordar por primera vez, si no has declarado ninguna preferencia, te adjudiquen el primer turno (normalmente entre las 18 y 19 horas).
  • También hay empresas que ya incluyen las bebidas en el precio de la cabina. Pregunta este detalle para poder comparar precios y saber exactamente qué tienes incluido y qué estás pagando.
  • El primer día, entabla conversación con el jefe del salón comedor y “hazte amigo” (ya sabes). Esta puede ser la diferencia para que el resto de las noches consigas comer en las mesas mejor ubicadas.
  • Todos los barcos ofrecen distintas opciones gastronómicas: úsalas. Descubre sabores, atrévete con el sushi o con la comida tailandesa.
  • Al menos una noche, pide la cena en la cabina. Las opciones serán mas reducidas, pero tendrás un servicio casi a la carta y podrás disfrutar de un momento íntimo sintiéndote atendida como una reina (o un rey).

Comentarios

comentarios