5 Lugares más tenebrosos que pocos son bastante valientes para visitar

0
50
vistas

Hay lugares, donde ni siquiera los más valientes quieren aventurarse a ir. Lugares de tragedias sangrientas, asesinatos, fenómenos sobrenaturales o simplemente fenómenos muy espeluznantes que dan escalofríos.

Isla Hashima, Japón

Alguna vez fue hogar de más de 5.000 personas, pero la isla de Hashima es ahora un lugar abandonado y aterrador situado a unos 15 kilómetros (9 millas) de la ciudad de Nagasaki, al sur de Japón. La isla solía servir como una instalación minera, pero después de la extracción de carbón, sus residentes rápidamente abandonaron este lugar, dejándolo a merced de la naturaleza.

Catacumbas de París, Francia


Llamado “El Imperio de los Muertos”. Esta catacumba de París es una de las catacumbas más grande del mundo. Con una longitud total de unos 200 km, se estima que las catacumbas albergan los restos de unos seis millones de personas. Debido a su extrema longitud y complejidad, muchas personas se han perdido y finalmente murieron allí.

Campo de Concentración de Auschwitz, Polonia

Situado en Oswiecim, en el sur de Polonia, el campo de concentración nazi es un lugar donde murieron al menos 1,1 millones de prisioneros (en su mayoría judíos). Las condiciones de vida en el campamento eran extremadamente brutales y muchos de los que no murieron en las cámaras de gas murieron de hambre, trabajo forzado, enfermedades infecciosas, ejecuciones individuales o experimentos médicos inhumanos.

Sanatorio Beelitz, Alemania

Ubicado en Beelitz, Brandenburgo, en el este de Alemania, el Sanatorio de Beelitz trató una vez al líder nazi Adolf Hitler. En estos días, el gran complejo está abandonado y arruinado. Con el graffiti en sus paredes descascaradas, el dilapidado hospital tiene una inquietante y espeluznante atmósfera apocalíptica.

Colina de Cruces, Lituania

Situada a unos 12 km al norte de la ciudad de Siauliai, al norte de Lituania, la Colina de las Cruces es un singular lugar de peregrinación católica que se caracteriza por su gran número de cruces, crucifijos gigantes, estatuas de la Virgen María, efigies y rosarios . El origen exacto de la práctica de dejar cruces en la colina es incierto, pero se cree que la colina es ahora el hogar de al menos 250.000 cruces.

Comentarios

comentarios